Zona de Libre Comercio de Beijing, espacio apuntado al exterior

Cercana al Aeropuerto Internacional, la Zona de Libre Comercio de Beijing-Tianzhu fue aprobada por el Consejo de Estado en 2008. Se trata de la única aduana de control especial en Beijing y la primera zona de libre comercio basada en un aeropuerto en China.

Comenzar

Con un área planificada de 5.466 kilómetros cuadrados, la Zona de Libre Comercio de Beijing apunta a ser un portal de apertura de la capital al mundo exterior.

El espacio se divide en una zona de operación portuaria y una zona funcional. Estas cubren conjuntamente un área de 3.177 kilómetros cuadrados en su primer momento de operación. A su vez, existen amplios recursos territoriales para su desarrollo: cuenta con 1.980 hectáreas de tierra, de las cuales 1.282 ya han sido desarrollados, 216 están actualmente en construcción y otras 324 ya han sido asignadas. 

Por otro lado, el proyecto cuenta con amplios recursos de construcción disponibles: 750.000 metros cuadrados de plantas procesadoras (de los cuales ya se han construido 720.000 y los restantes se encuentran en proceso de construcción); 600.000 metros cuadrados de bodegas (de las cuales se han construido 500.000 y 100.000 están en construcción actualmente); 810.000 metros cuadrados de edificios comerciales (500.000 operativos y 310.000 en construcción). En 2018, se generaron 6.908 dólares de ingresos comerciales por metro cuadrado de tierra de almacenamiento, 2.010 dólares de importación y exportación y 0,04 millones de dólares de impuestos territoriales.

Un espacio funcional al comercio exterior

Este verdadero hub funcional de economía orientada a la exportación es una plataforma de exhibición y comercialización de productos de alta calidad y precisión.

Esta zona franca ofrece una funcionalidad completa, normas preferenciales, convenientes despachos de aduana y gestión avanzada, proporcionando un gran apoyo para el desarrollo de negocios. Cuenta con importantes funciones portuarias, tales como un puerto para el comercio en general, para el correo internacional urgente y para la importación de vehículos, además de un puerto designado para importar cinco tipos especiales de commodities. Por otro lado, cuenta con servicios interconectados, una variedad de plataformas de desarrollo que proporcionan un fuerte apoyo para las empresas.

Las facilidades para los productos que entran a la Zona son amplias: pueden estar libres de impuestos, con servicios vinculados y disfrutar reembolsos tributarios. Las empresas pueden evitar el IVA y el impuesto al consumo. A su vez, no hay cuotas ni licencias de importación y exportación, al igual que es inexistente un límite en el período de almacenamiento para bienes adheridos en la Zona.

También se proporciona una mayor comodidad en la supervisión, ya que las autoridades han tomado una serie de medidas para mejorar la conveniencia en los procedimientos de administración. Se da prioridad en tiempo a la entrada de los bienes y luego se realiza la declaración de aduanas, se privilegia la entrega en lotes y la declaración a granel. Además, hay despacho las 24 horas y los siete días de la semana, una inspección única y verificación a granel, despacho de aduana único. La Zona también ha sido aprobada para ser un área piloto para las empresas que realizan negocios vinculados y no vinculados para registrarse como contribuyentes generales de IVA en las áreas de control especial de aduanas.

Por otro lado, la Zona de Libre Comercio de Beijing cuenta con ventajas geográficas clave: es adyacente al Aeropuerto Internacional de Beijing y está a 35 kilómetros del centro municipal, con una red de transporte que incluye seis autopistas, dos subterráneos y seis carreteras que aseguran un transporte conveniente a través de la ciudad. El aeropuerto tiene 103 aerolíneas que operan vuelos desde o hacia 132 países con 296 destinos, con un rendimiento anual de pasajeros de más de 100 millones. La Zona está cerca de la nueva ciudad del distrito de Shunyi, y las instalaciones de los alrededores son efectivas. 

Las industrias clave

El principal foco de la Zona De Libre Comercio Beijing-Tianzhu son las industrias de procesamiento, logística y servicios vinculados. Entre ellos se encuentran grupos industriales y corporativos en productos farmacéuticos, materiales de aviación, cultura, finanzas, comercio electrónico transfronterizo y otras industrias características que ya se han instalado, apuntando a formar clústersque enriquezcan la experiencia de todas las industrias.

La administración busca optimizar constantemente los servicios integrales para la industria farmacéutica y se enfoca en desarrollar nuevas áreas de negocios, como I+D, fabricación, comercio internacional, logística y almacenamiento y distribución regional. El valor de la medicina importada aquí representa el 20% del total nacional, y está tomando forma una plataforma funcional central para el comercio farmacéutico internacional en el norte de China.

Por otro lado, es de particular importancia el comercio de piezas y materiales de aviación. Con las ventajas inigualables de recursos en el aeropuerto, la Zona mejora el desarrollo del comercio de materiales de aviación, mantenimiento, consultoría técnica, operación de jets de negocios y otras industrias clave.

Un objetivo práctico del emprendimiento es lograr una combinación de industria y finanzas. Con la base de los servicios financieros existentes, tales como inversiones de capital, leasing financiero y negocios de factoraje, se enfoca en el desarrollo de la industria del leasing financiero de aeronaves, con la ventaja única de la plataforma del aeropuerto dentro de la Zona. También está en desarrollo el arrendamiento de equipos médicos, activos intangibles y equipos de cine y televisión, en un intento por promover el rápido desarrollo de un área de clúster de arrendamiento financiero en Beijing.

Enfocada en la construcción de almacenes en los países a lo largo de la nueva Ruta de la Seda, la zona franca busca expandir la red mundial de sitios de comercio electrónico transfronterizo y promueve el servicio público del gobierno a nivel mundial.

Para proporcionar servicios de avanzada, la Zona de Libre Comercio de Beijing busca sumar empresas de logística modernas, de las que ya ha reunido a más de 380, tanto nacionales como extranjeras. Con plataformas avanzadas de inspección de aduanas e instalaciones de servicio en tierra, estas empresas pueden proporcionar servicios eficientes de importación y de exportación, almacenamiento, distribución y tránsito.

Por último, se busca también apoyar la innovación de las empresas comerciales de ciencia y tecnología. Basándose en la política y las ventajas funcionales de la Base de Comercio Internacional de Ciencia y Tecnología de Beijing, la Zona promueve la innovación y el desarrollo de negocios como I+D de ciencia y tecnología, producción, procesamiento, almacenamiento y logística, y comercio de exhibición. En estas áreas, se exploran modelos y canales de desarrollo integrados de ciencia y tecnología para industrias características como la aviación, la medicina, la cultura y el comercio electrónico transfronterizo, al tiempo que fomenta el rápido desarrollo de I+D, pruebas, mantenimiento y servicios innovadores vinculados.

Los principales logros

Entre las grandes conquistas del proyecto puede contarse, sin dudas, el rápido desarrollo del comercio cultural y las bases culturales de exportación. La Base para el Comercio Cultural Internacional de Beijing y la Base Nacional para la Exportación Cultural están establecidas con instalaciones con espacios de almacenamiento adheridos que superan los 300.000 metros cuadrados. Algunos de ellos están equipados con dispositivos de control de temperatura y humedad, que cumplen con los requisitos de almacenamiento y logística propios del entorno cultural y las obras artísticas, reliquias culturales y otros productos especiales. 

Por otro lado, se ha innovado en el desarrollo del Parque Industrial Transfronterizo de Comercio Electrónico de China de Beijing. Para tal fin, existen dos estaciones de supervisión de compra directa, una estación de supervisión de almacenamiento adherido, cuatro almacenes de almacenamiento adherido y seis líneas de inspección de rayos X. Gracias a estas ventajas, ya se han atraído 23 empresas de comercio electrónico transfronterizas.

Por otro lado, se ha impulsado el desarrollo del Área del Clúster de Arrendamiento Financiero de Beijing. Se logró el primer proyecto de arrendamiento de aeronaves consolidadas en China y se llevó a cabo el primer caso de arrendamiento de activos intangibles culturales en el país. Por, otro lado, se estableció la primera plataforma nacional para compartir materiales de aeronaves. Esta área del clúster se centra principalmente en el arrendamiento financiero, de fondos, factoring, seguros y servicios financieros. Por último, para completa las múltiples funcionalidades de este centro, se ha construido un Centro de Exhibiciones con un área de sala de exposiciones de 60.000 metros cuadrados, un edificio de oficinas de apartamentos de 40.000 metros cuadrados, y 20.000 metros cuadrados de estacionamiento subterráneo.